Las relaciones de los ciudadanos con los Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Organismos Oficiales son complejas, ya que las innumerables Leyes, reglamentos, Ordenanzas y resoluciones administrativas aplicables a cada caso hacen indispensable el conocimiento de los medios y formas idóneas para poder tratar en plano de igualdad con aquella.

Debemos ejercer el derecho a que la administración no nos imponga siempre su criterio, a defenderse ante los organismos públicos. Además, las administraciones públicas deben responder por los daños ocasionados por el funcionamiento de los servicios públicos, siendo esta responsabilidad normalmente asociada a caídas en vía pública, daños ocasionados a consecuencia del mal estado de carreteras o servicio públicos, negligencias médicas u otras.

Para ello contará  siempre con la ayuda legal y el asesoramiento de nuestros abogados ya que disponemos de un equipo experto en este campo, con años de experiencia en esta rama de derecho público y con una dilatada trayectoria en todo tipo de procedimientos administrativos y contencioso-administrativo.